ir al contenido de la pagina ir al indice del website

 

Sermones

Queremos compartir la palabra de Dios con usted, siéntase libre de copiar o reproducir estos mensajes con la intención de discutir, estudiar y propagar las enseñanzas presentadas en la Biblia.


Suscribirse a esta pagina

< Volver <



El Paralitico de Betesda


Juan 5:1-15 nos relata la historia de los enfermos que asistan al estanque de Betesda para poder ser sanados. Hoy veremos un tipo de enfermedad, una manera de estar postrados, que la mayora de las veces podra pasarnos desapercibido.

Cada da nos enfrentamos a grandes retos, desde el momento en que nos estamos levantando, cuando tenemos que salir a la calle, y en las grandes ciudades donde prevalece la ley del ms fuerte en donde predomina el egosmo, la falta de inters por el prjimo, el ver quien llega primero.

Han observado a la gente? sus expresiones, corren, empujan arrebatan, no importando sexo ni edad, se pudiera decir que tienen una gran energa, que no estn enfermos y si lo estn lo disimulan muy bien o simplemente lo olvidan a causa del estrs, pero la pregunta forzada sera, dado que obviamente estn vivos fsicamente, &#65533;estarn vivos espiritualmente?. Por que espiritualmente tal vez estn postrados, enfermos o hasta paralticos como el personaje del relato Bblico.

Su enfermedad no siendo fsica pretenden aliviarla con distracciones, alcohol, algn tipo de droga o calmantes y se sienten bien tal vez en lo que dura su efecto ya que tarde que temprano regresaran a su realidad, o tal vez pretendan tener una buena cuenta de banco pensando que con eso tendrn la vida arreglada y pasan por alto o simplemente no conocen que HAY UN REMEDIO ETERNO QUE ES CRISTO JESUS y que podemos recurrir a l cuantas veces lo queramos, que es de quien podemos obtener una vida llena de cosas buenas con sus altibajos, pero a fin de cuentas muy prometedora cuando hayamos llegado a la meta.

Analicemos un poco la historia de nuestro captulo Bblico central. Ju 5:4b dice &#65533;&#65533;el que descendiera primero&#65533;&#65533; lo obvio nos dice que al ser paraltico nunca llegara primero. Ju 5:5, &#65533;&#65533;38 aos enfermo..&#65533; un largo periodo de espera. Pero todo esto tambin nos habla de la fe tremenda que tenia ese hombre de perseverar una y otra vez con la esperanza de poder ser sanado algn da.

Cuantas veces nosotros con poco tiempo nos desesperamos y le preguntamos a Dios hasta cuando?. Tal vez este sea un caso parecido al nuestro, ya que hace mucho que sufrimos, que buscamos sin encontrar, que esperamos soluciones y no llegan, que nos sentimos solos y no tenemos fuerzas para seguir. Sin embargo, el paraltico segua insistiendo una y otra vez. Uds. creen que el no estaba conciente que prcticamente sera imposible que el pudiera entrar al agua siendo paraltico (adems de que lo declara Cristo mismo) y que al estar solo no habra quien le ayudara?, nos lo dice Ju 5:7.

Jess lo vio y vio la angustia del hombre con sus 38 aos de espera y no tan solo vio su enfermedad fsica sino tambin la espiritual. Saben que el pecado es mucho peor que la parlisis fsica?, porque paralticos entramos al reino de Dios, pero no pecadores por que no hay contaminacin en los cielos.

Cuntos de nosotros nos negamos a reconocer que hay pecado en nuestras vidas? algo que roba nuestra paz, nuestra felicidad y nuestra relacin con Dios y que en un descuido hasta nuestra eternidad y es algo que puede hacernos gemir de dolor y afectar a las personas que nos estn rodeando.

Cuando no se tiene un conocimiento de Dios tal vez hay excusa hasta cierto punto a lo que se este haciendo &#65533;mal&#65533; pero cuando tenemos un conocimiento ya no digo pleno, sino &#65533;bsico&#65533; de nuestro creador no hay excusa alguna, mas bien tenemos la obligacin de seguir adelante y de ayudar a aquel que lo necesite fsica o espiritualmente, de otra manera caeramos como la parbola de las diez vrgenes que sabiendo que viene el novio solo algunas prepararon sus lmparas con aceite y las otras no (Mat 25:1-13). Este es un ejemplo tremendo de lo que es la excusa ante Dios, ya que teniendo conocimiento de que venia el novio solo 5 se previnieron y a las otras que no se previnieron el novio les dice: no las conozco!.

Ahora bien, Jess le hace una pregunta verdaderamente impactante, es tremenda; quieres ser sano? (Ju 5:6), se fijan no se esta ofreciendo a meterlo al agua para que se sane, es Jesucristo mismo quien actuara directamente para esa sanidad. Pero aqu que sucede algo interesante, el hombre no se fijo realmente en lo que le estaban preguntando, pareciera por su respuesta como que Jess le hubiese preguntado por qu no has sanado?.

El hombre esta viendo solamente su obstculo, aquello que le impeda llegar al estanque antes que cualquiera, pero no vea quien era el que estaba enfrente de el y le hacia la pregunta (Ju 5:7). El remedio a sus 38 aos de espera y angustia lo tena una pregunta sencilla con una respuesta aun ms sencilla.

Si se fijan Jess no espera a la respuesta, simplemente de dice &#65533;levntate, toma tu lecho y anda&#65533; (Ju 5:8). As de fcil es para nuestro Seor sanarnos, sin tanto show, ni gritos; simple y sencillo. Pero hay algo mas aqu, que el hombre cree lo que le estn diciendo, y este hombre no titubeo, simplemente dice que anduvo, no nos muestra la escritura algn tipo de argumento por parte del hombre ni tampoco nos habla de duda. Se imaginan como estaran sus piernas con 38 aos inmviles, sin msculo alguno, completamente dbiles, cuanta gente cuando dejan de caminar un largo periodo de tiempo tienen que estar en terapias de rehabilitacin y todos esos mimos para lograr sostenerse, pero este hombre simplemente se levanto y ando.
Quiz nosotros estemos haciendo hoy lo mismo que este paraltico, se nos ofrece sanidad a todas nuestras heridas y no lo vemos, la solucin a todos nuestros problemas pero nos agobia la duda, y aun lo ms importante la vida eterna esta a nuestro alcance si omos a Cristo. Pero nosotros necios ponemos muchas trabas, nos vemos a nosotros mismos pensando &#65533;cuando estemos mejor, le podremos servir a Dios&#65533; o &#65533;ya que pueda tener una mejor entrada econmica, le dar mi tiempo&#65533; y los jvenes primero estn viendo la oportunidad de divertirse &#65533;ahora que estoy joven&#65533; y despus te sirvo seor&#65533;.

Pero saben que es peor an; que ya hemos recibido nuestra sanidad, que ya &#65533;podemos caminar&#65533; pero nos falta la fe del hombre de nuestro relato, la decisin de levantarnos y salir y decirle a todo mundo YO ESTABA POSTRADO, PERO JESUCRISTO ME LEVANTO.

Muchas veces tratamos de salvarnos nosotros mismos pensando en &#65533;que buena soy&#65533; o &#65533;mira todo el bien que hago&#65533; me voy a salvar, pero la palabra dice que no sers salvo por obras sino por fe (Ef 2:8-9).

Los hombres no se cansan de hacer cosas para poder llegar al cielo, y dicen &#65533;Todos los caminos nos llevan a Dios&#65533;, sin embargo, hay un solo camino, &#65533;Yo soy el camino la verdad y la vida&#65533;&#65533; (Ju 14:6), &#65533;Nuestro principio y fin, el alfa y la omega&#65533;&#65533; (Ap 1:8), &#65533;&#65533;hay un solo mediador entre Dios y los hombres&#65533; (1 Ti 2:5).

Regresando a nuestro relato, el Seor no solo haba visto la enfermedad fsica de aquel hombre, sino tambin la espiritual, &#65533;&#65533;no peques mas para que no te venga otra cosa peor&#65533; (Ju 5:14). Hasta este momento este hombre tuvo la oportunidad de no solo ser sanado fsicamente sino que haba obtenido la oportunidad de conocer de Cristo y caminar en santidad y por supuesto su eternidad con El. Al decirle Jess &#65533;no te venga otra cosa peor&#65533;, qu sera lo peor que podra pasarle? morir en pecado&#65533; y ante eso ya no habra remedio.

En el caso de nosotros, todava tenemos remedio, estamos a tiempo, tan es as que aqu estamos, Qu es lo que tenemos que hacer?.El seor nos esta hablando Queremos tomar nuestro lecho y levantarnos? Queremos ser sanados?, en apariencia tal vez nos vemos bien fuertes y saludables, pero como estamos por dentro, acaso estamos postrados, habr algo que no nos permite seguir adelante, que nos esta limitando? tal vez por que estamos volteando hacia atrs, porque estamos viendo nuestras heridas de muchos aos atrs, heridas de hace 38 aos como el paraltico, estamos viendo a aquello o a aquellos que nos ocasionaron estar as, y si es as permtanme decirles que nunca se levantaran.

Saben cual era la obligacin del paraltico?, salir y hablar del milagro hecho en su vida y miren que ha de ver sido bien notorio ya que un hombre postrado por tanto aos, de repente se le viera caminando, causa sensacin, curiosidad. La misin del paraltico al igual que los 10 leprosos sanados (Lu 17:11-19), era salir y proclamar quien era ese hombre que les haba sanado, pero de esos diez cuantos realmente respondieron, solo uno, y los otros nueve? pregunto Jess (Lu 17:17-18).

Yo pregunto, qu estamos haciendo nosotros para salir y gritarle al mundo quien es Jesucristo, de qu enfermedad nos ha librado en nuestras vidas?. Algo es aseguro, sentados no vamos a lograr mucho, necesitamos ser obreros que trabajen las mies como lo dice Lucas 10:2, &#65533;&#65533;las mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos&#65533;&#65533;.

Para terminar quiero hacerles un llamado, hemos analizado un poco el relato del Paraltico de Betesda y como aplicarlo a nosotros a en la actualidad, ahora nos toca creer y actuar por fe, sin vacilar, sin argumentar, interceder por todos aquellos que estn postrados no solo fsicamente, sino espiritualmente.

Tenemos que trabajar, orar, que verdaderamente sintamos el dolor por todas aquellas almas que estn postradas, por todos aquellos que tienen necesidad de entrar a ese estanque de Betesda que es Cristo Jess.

Juan 5:25 &#65533;De cierto, de cierto os digo, viene la hora y la hora es cuando los muertos oirn la voz del Hijo de Dios, y los que la oyeren vivirn&#65533;; no nos esta hablando solamente de la muerte fsica, sino de muerte espiritual.

TENEMOS MUCHO TRABAJO QUE HACER.

Rosamara Segura
Pastor

Fecha del servicio:

05/10/2009




< Volver <

^ Ir arriba ^




A continuacion el Mapa del Sitio